8 de marzo: ¿Mujeres que viajan solas?


A propósito de Dias de un viaje. Fotorrelatos de una limeña (Berlín, 2015).

El año pasado publiqué en edición especial un libro de relatos en el que comento mis impresiones a lo largo de un viaje que hice por Europa en busca de soledad para oír mis musas. Un viaje que emprendí con mucho entusiasmo y al que puse fin con tristeza y esperanza a la vez.

El Colofón del librito dice así:
"Las dias literarias o diapositivas narrativas (fotorrelatos) reunidas aquí son una muestra de las varias imágenes de las que tomé nota a lo largo de aquel viaje, emprendido con la fuerza que nos da la curiosidad típica de la temprana juventud.
En la mayoría de ellas se respira una búsqueda, una pregunta abierta, un camino hacia las musas; y todo porque antes de partir yo no había sospechado que las mayores distancias y los más hondos abismos se escondían en el interior de mi propia alma. Solo poco después, instalada otra vez en Lima y ayudada del tiempo, que todo lo aclara, llegaría a comprender ciertas cosas".

Más de dos décadas me separan de aquella aventura, y veo con espanto que hasta la actualidad ---sobre todo en los días en torno al destinado a 'celebrar' internacionalmente a la mujer--- la cuestión de 'viajar sola' siga siendo tema polémico, cuando de señalar el perfil de una muchacha se trata. Señoras y señores, hay cosas que no tienen género, aunque quizás sí edad: la cordura, la soledad, el alma viajera, los caminos...