Fin del Mundo

Cuando leí la novela de García Márquez "El amor en los tiempos del cólera" se me ocurrió inventarme alguna historia que tratara de una enfermedad que no existiese en América, pero quizás en otra parte del planeta. Intenté escribir algo sobre una gripe de aves, porque conocía entre mis amistades a un fanático de aves, que criaba algunas en cautiverio, aunque sueltas dentro de su habitación de estudiante. Su padre, que era experto en crianza de aves, le advertía constantemente que corría el riesgo de contagiarse del 'moquillo de aves', una especie de gripe, por andarlas besando. En abril de 2009 viajé a Lima y tuve que pasar por todos los aeropuertos por los que hacía escala en medio del pánico desatado por una gripe aviar expandida por América y el mundo entero. Entonces desenterré mi cuento del Gallo Nono, pero no pude mejorarlo, ni corregirlo ni aumentarlo. Ahora que se acerca el Fin del Mundo pienso que mi cuento también pega. Y por ello, como diría Juan Ramón Jiménez, "no le quito ni le pongo una coma".
...............
El Gallo Nono, publicado en internet en diciembre 2012.


Antiedición de relatos


            En el invierno de 1998, gracias al fenómeno del Niño, el frío no pasó por Lima. Así pude ese año, en una veraniega noche limeña de un insomne 28 de julio, armar un librito con un puñado de cuentos míos ––recopilados de talleres, concursos y otros experimentos–– para que un editor los publicara.
  
             Mas la tecnología, o el destino, o mi torpeza con las computadoras, hizo en aquel entonces que por un error humano me quedara sin mis materiales, truncándose así el plan.

              Casi quince años después, gracias a la tecnología, o al destino, pude recuperar muchos de aquellos escritos y colgarlos por fin en la red, como una antiedición de aquel librito, pecado de juventud de oficio.  

Y ahora los he podido publicar en Alemania, en versión impresa, asequible a todo el mundo a través del portal de la editorial.