ANTOLOGÍA FOTOGRÁFICA: Josemari Recalde

Testimonio, in memoriam.


Conocí a Josemari sólo de vista.

Las primeras imágenes que guardo de él son de las veces en que con frecuencia lo veía entre el público de recitales poéticos y conferencias de literatura en Lima a finales de los 80 y comienzos de los 90. Se me quedó marcada su figura por el parecido que guardaba con un amigo de mi infancia. Cuando inicié mis estudios en la Universidad Católica lo volví a ver entre los pasadizos del pabellón de Humanidades, la cafetería o la rotonda. Cuando ingresé a la especialidad de Literatura compartimos aulas y alguna mesa en algún coloquio de estudiantes.

También lo recuerdo en una tarde en la universidad, en el momento en que furtivamente se montaba en el tricilo-perú de uno de los jardineros de rosas y arrancaba a manejar por el tontódromo, corredor legendario que iba de la facultad a la biblioteca central. Llevaba de pasajera encima de la carretilla a Monserrat Álvarez, otra gran poeta. Los dos iban muertos de risa. Esa imagen de travesura temeraria se me ha quedado en la memoria; y otra, de la última vez que lo vi. Fue una noche en que yo celebraba con amigos de la universidad en el bar La Cabañita algo, o quizás nada. Él estaba sin compañía en otra mesa. Y fue entonces cuando al salir del local le pedí permiso para sacarle una foto para mi Antología Fotográfica de poetas peruanos del siglo XX, le dije, lo cual le hizo gracia y accedió. Y ésa es la foto que ahora he querido compartir con los lectores de su poesía, que celebran en estos días la aparición de su Libro del sol y otros poemas, edición a cargo de Intermezzo Tropical.

Mis infinitas gracias a los colegas del diario El Comercio de Lima por darle difusión a esta foto rescatada, de agosto de 1999, en su suplemento El Dominical (28.febrero.2010). Ahora la vuelvo a publicar aquí con mayor calidad y sin retítulos ni autoría, pues esta fotografía ya no me pertenece. Es de todos los seguidores de la vida y obra del poeta peruano Josemari Recalde Rojas (Lima, 1973 - 2000). Para ellos va.